¿Clientes morosos?: Conoce tus derechos

  • Categoría de la entrada:Asesoría Fiscal

Por fortuna la mayoría de los clientes dentro de una empresa son viejos conocidos o nuevos socios de los que tenemos referencias que no dejan lugar a dudas.

Sin embargo, no todo es siempre así. A veces podemos encontrarnos con clientes morosos que no pagan sus facturas y a los que prácticamente hay que perseguir para conseguir lo que es nuestro.

Confía en tu gestoría de Barcelona, Lola Business para aprender qué hacer en caso de impago y sobre todo, para contar con un respaldo que te ayude a sentirte más seguro en tu negocio.

¿Cómo actuar en caso de impago?

Antes de llegar a juicios siempre es mejor «ir por un camino conciliador´´ e intentar que el moroso pague sin mayores complicaciones.

Para ello deberás:

Negociar la deuda

Si la factura no logra abonarse en los plazos fijados lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con ese cliente para preguntarle los motivos.

Quizás haya sido un descuido o tenga una razón importante para no hacerlo.

Quizás la factura no ha llegado a su bandeja de correo o simplemente no la ha visto.

En estos casos el deudor se disculpará y no dudará en abonarte la factura.

Después de todos nadie quiere pagar más.

Retrasa el pago

Si el cliente no puede hacer frente ahora mismo a ese pago por motivos realmente serios y tu estas dispuesto a ceder, podéis acordar un plazo más amplio para que pueda pagarte.

De esta manera le darás tiempo para conseguir el dinero y no tendréis que ir por caminos más problemáticos.

Fracciona el pago

Si el cliente no dispone del importe total para hacerte el pago puedes permitirle que pague en varias partes.

De esta manera podrá hacer frente mejor al pago y tu tendrás el dinero asegurado.

Lo más seguro es que si el cliente obra de buena fe podáis llegar a una solución sensata y justa para los dos implicados.

Si se trata de números mayores quizás sea más difícil que el cliente ceda. Todo depende de los números que se manejen, en cualquier caso, siempre quedan otros medios para reclamar.

¿Qué dice la ley?

La Ley 3/2004 de 29 de diciembre estableció una serie de medidas de lucha contra morosos dentro de las operaciones comerciales.

Uno de los puntos más interesantes de esta ley es de conocido como devengo de intereses por la demora de pago.

Este tipo de interés supone un importante incremento respecto al importe ordinario. El devengo de los interés de demora se da cuando se pasan los plazos y se realiza de manera automática.

Por eso no necesitaras ir tras el cliente: En caso de pagar fuera de plazo, la deuda se incrementará un 8 % cuando pase el plazo fijado.

¿Tienes dudas sobre este punto?

En Lola Business, una de las gestorías de Barcelona más valoradas por los clientes, podrás encontrar profesionales que te ayudaran a solventar tus dudas.

¿Cómo puedes exigir los intereses de demora? ¿Qué requisitos hay?

El acreedor deberá haber cumplido con las obligaciones legales y contractuales.

No debe haber recibido en el plazo pactado la cantidad adeudada (salvo que el deudor demuestre que no es responsable de la demora en el pago).

El tipo de interés de demora que se establece en el Artículo 7.2 de la Ley 3/2004.

En el segundo semestre de 2021 el tipo legal de interés de demora que se aplica conforme a la Ley 3/2004 es el 8,00 %.

Proceso Monitorio

Cuando el cliente no paga de manera voluntaria debes enviarle al menos una carta formal o email expresando lo que debe en ese momento.

Si esto no funciona lo siguiente será activar el proceso Monitorio, es decir acceder a la vía penal.

Se trata de un procedimiento judicial que se creó por la Ley de Enjuiciamiento Civil para la reclamación de deudas.

Una vez hayas recopilado toda la información como factura, contratos o incluso el resguardo de los emails enviados, lo debes presentar ante el juzgado con una petición de pago.

Es una herramienta que lograr subsanar muchos problemas y aunque no es necesario contratar los servicios de un procurador si la cuantía es menos de 2000 € en muchos casos el asesoramiento que recibas te va a salir compensando.

Consulta con Lola Businnes, tu gestoría de Barcelona antes de tomar una decisión y sobre todo, trata de llegar a un acuerdo con el cliente antes de dar este paso.

¿Cómo evitar el impago de una factura?

Conoce al cliente

En muchas ocasiones queremos tener más clientes de los necesarios y esto lleva a hacer clientes que no nos aporten valores dentro de la empresa.

Haz una búsqueda dentro del Registro Mercantil para solicitar un informe de riesgo si el cliente es de una empresa.

De esta manera estarás más seguro de que va   cumplir su parte.

Dejas las condiciones claras

Es importante tener un resigs5o de facturación y están pendiente de su vencimiento y cuáles son las condiciones de pago.

Especifica claramente los tiempos y los métodos por los que se abonara la factura.

Y sobretodo, deja todo pactado por escrito.

Cobra un adelanto

Una forma de no quedarte con las manos vacías es cobrar un adelanto del total. Es una buena medida, sobre todo, si no conoces al cliente.

Hoy en día son muchas las empresas que piden un porcentaje por adelantado y el importe final cuando acabe el trabajo o servicio.

De esta manera estarás más seguro y confiado en el cliente.

Consulta reseñas

Puede parecer una tontería, pero hoy en día hay un mundo de información en la red. Si pones el nombre de la empresa o incluso del cliente podrás conocer un poco más que tipo de empresa es y observar los detalles de socios o clientes que haya tenido.

El hecho de que una empresa quede bien con sus propios clientes, sea respetuosa y fiel a sus principios ya es una garantía de que se comprometerá igual contigo o tu empresa.

En Lola Business queremos ayudarte a resolver tus dudas y poder reclamar lo que es tuyo sin complicaciones.

Apuesta por una asesoría líder en el sector que cuenta con toda la experiencia necesaria para ayudarte a gestionar tus cuentas y ofrecerte apoyo cuando más lo necesites.

Deja una respuesta